13/10/11

¿Por qué la legalización es inevitable?

         Compartir: Compartir Compartir Compartir Compartir Compartir Compartir

Font: Gara. 13 d’octubre de 2011.
Accedeix a la notícia original clicant aquí.

Michel Henry es periodista del diario «Liberation» que se publica en París. Es el autor de la obra «Drogas: ¿Por qué la legalización es inevitable?» que ha sido publicado este año. Debido a la amplitud de información que se ofrece en él ha sido acogido positivamente tanto por los responsables de la lucha antidroga como por los militantes de la legalización del cannabis. 

Estos días se celebra en Biarritz el décimo Coloquio Europeo e Internacional de Toxicomanías, Hepatitis y Sida. Un nutrido número de expertos participarán en los diferentes talleres y discursos organizados. El periodista Michel Henry formó parte del primer taller del coloquio del pasado martes, en el que se trató la legalización de las drogas.

¿Por qué la legalización es inevitable?

Ateniéndonos a los hechos, sin tener en cuenta las ideologías, es evidente que la ilegalización no funciona. Hace 40 años que está en marcha y sigue habiendo tanta droga como antes. La policía coge entre el 5 y el 30% de lo que se produce, y sigue habiendo tantos consumidores, sino más. Hay 200 millones de consumidores de droga en el mundo. Hace cuatro décadas que se le dice a la gente que no tiene que consumir y se invierte mucho dinero en ello. Los americanos han invertido un billón de dólares desde principios de los años 70 en la guerra contra la droga y no ha tenido mucho efecto. Por todo ello pienso que una cierta manera de legalización es inevitable.

Entonces, ¿qué cree que sería lo adecuado?

Creo que hay que ir hacia un tipo de legalización, lo cual no quiere decir «viva la droga» y que haya que vender cannabis en el supermercado. Sin embargo, habria que proponer un sistema con un mercado regulado, tal vez una distribución médica. En la actualidad, hay sistemas que funcionan en otros países y que podrían aplicarse. Cuando afirmo que la legalización es inevitable es también evidente que ésta no ocurrirá mañana, pero creo que en diez o veinte años tendremos que ir hacia un tipo de legalización teniendo en cuenta que el sistema actual no funciona. Hoy en día estamos con el cannabis como lo estaban con el alcohol en Estados Unidos en los años veinte. Cuatro millones de personas al año lo consumen y 1,2 millones son consumidores regulares, lo cual supone un gran mercado.

Si la situación es tan clara, ¿por qué no se legaliza?

Yo creo que hay varias razones. Una de ellas, es que los cargos electos tienen demasiado miedo. Por un lado, la izquierda tiene miedo de que la traten de izquierda laxista. Por otro, la extrema izquierda y los Verdes están a favor, pero la derecha está en contra. Ningún gran partido osa posicionarse, así que la única manera de que avance es que la sociedad civil tome cartas en el asunto y que haya gente que obligue a los políticos a tratar este asunto, y eso es muy complicado. ¿Usted cree que se está llevando a cabo el debate en la sociedad? Yo creo que no, porque hace 30 o 40 años que se habla del tema y hay gente que cree que los argumentos ya se conocen y que la sociedad ya se ha creado su propia opinión. Sin embargo, se equivocan. Hoy en día hay nuevas informaciones que demuestran que la prohibición no funciona. El debate se renueva de vez en cuando, avanza y retrocede continuamente, pero en el aspecto práctico no cambia.

Hablando de las cifras de la lucha contra la droga, ¿cuál es el peso de esa guerra?

En Francia, por ejemplo, se detienen 130.000 personas al año por consumo de cannabis, y en Estados Unidos, hay 500.000 personas que están en la cárcel, la mayoría por delitos ligados al consumo de estupefacientes. En Francia se gastan 900 millones para combatir la droga. En Estados Unidos se ha publicado un informe del economista Jeffrey Miron que ha calculado que si se legalizasen las drogas en su país, permitiría ahorrar los 7.000 millones de dólares que se utilizan para combatirla. Además, con los impuestos de la venta del cannabis se ganarían 6.000 millones más, lo que supondría 13.000 millones de dólares. Una cifra astronómica. El mercado de la droga a nivel mundial supone 250.000 millones de euros, una cifra que corresponde a un producto ilegal. ¿Por qué dejar ese mercado a la economía del crimen? Es incomprensible. Hoy en día no nos imaginamos prohibir el alcohol o el tabaco, y también son drogas peligrosas. No obstante, se han legalizado. En caso de que se ilegalizaran se crearía un mercado de contrabando enorme.

¿Qué ocurriría si el cannabis se legalizase?

Si se legalizase mañana mismo tal vez habría un aumento del consumo. Pero es mucho más fácil gestionar una droga si es legal que ilegal. En los Países Bajos, con los coffee-shops, hay un sistema que funciona más o menos bien desde hace 35 años, y la mitad del mercado se encuentra en la economía legal. Los alcaldes de las grandes ciudades del país quieren mantenerlo para que el problema no se extienda a la calle.

Utilitza l'enllaç curt per les xarxes socials:
blog comments powered by Disqus