30/5/11

2 notícies sobre l’impacte econòmic de la nova llei antitabac

         Compartir: Compartir Compartir Compartir Compartir Compartir Compartir

Philip Morris recrudece la ‘guerra de precios’ con la bajada de sus principales marcas

Font: El Mundo. 27 de maig de 2011.
Accedeix a la notícia original clicant aquí.

  • La ‘ley antitabaco’ ha reducido un 23% las ventas en el primer cuatrimestre
  • Altadis y British American Tobacco redujeron la semana pasada los precios

Continúa la guerra de precios en el sector tabaquero. Diez días después de que Philip Morris anunciara recortes en su marca de cigarrillos L&M, un movimiento que provocó la bajada de precios en sus principales competidores (Altadis y British American Tobacco), la compañía estadounidense vuelve a anunciar rebajas. Philip Morris recortará entre 20 y 30 céntimos el precio de sus principales marcas de cigarrillos, entre las que destacan Marlboro, Chesterfield y L&M.

En concreto, Marlboro, la marca estrella del grupo tabaquero, bajará 25 céntimos, al pasar de 4,25 a cuatro euros, mientras que la cajetilla de Chesterfield reducirá su precio en 30 céntimos, hasta 3,70 euros, y la de L&M, en 20 céntimos, desde 3,60 a 3,40 euros.

Esta modificación, que podría entrar en vigor a partir de mañana mismo, es la segunda que efectuará la compañía en menos de diez días, después de que el pasado 19 de mayo recortara en cinco céntimos L&M, subiera Chesterfield también en cinco céntimos y mantuviera el precio de Marlboro. Esta decisión provocó la reacción de sus competidores British American Tobacco (BAT) y Altadis (Imperial Tobacco). La batalla en la que está sumido el sector obedece a la drástica caída de las ventas propiciada por la ‘ley antitabaco’. Las ventas de cigarrillos han registrado una caída del 23,5% en el primer cuatrimestre de 2011, lo que supone 270 millones de cajetillas menos que en el mismo periodo del año pasado.

Los estanqueros se reúnen

La Unión de Asociaciones de Estanqueros de España ha convocado una reunión para la próxima semana, con carácter extraordinario, para analizar las consecuencias de la ‘guerra de precios’. “Tenemos que analizar lo que está pasando y las complicaciones que están surgiendo tras los cambios en los precios”, señalaron a Europa Press en fuentes de la asociación, que precisaron que aún no se ha fijado una fecha para un encuentro con la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, para abordar medidas que frenen la ‘guerra de precios’. “Pedimos el cese de las hostilidades, que no continúe la espiral que se ha iniciado esta semana, y ya estudiaremos después cómo se pueden compensar los daños que haya podido haber”, dijo a Europa Press el presidente de la organización, Mario Espejo, tras los primeros movimientos de la industria tabaquera. “En una ‘guerra de precios’ todo el mundo sale perdiendo”, remarcó el presidente de la organización, quien, para exponer que Hacienda y los estanqueros son los mayores perjudicados, detalló que en un recorte de precios de 20 céntimos, 16 céntimos corresponden a Hacienda; 1,6 céntimos a los estanqueros y el resto, a los demás agentes de la cadena (entre otros, las tabaqueras). Los estanqueros propondrán a Salgado una reforma de la estructura fiscal en España para que “si alguien quiere jugar con los precios, le salga caro”. En concreto, coinciden con la propuesta de alguna tabaquera para “balancear” el peso del tipo ‘ad valorem’ respecto al específico “para que no salga tan barato bajar los precios”, al tiempo que demandan una actualización automática del impuesto mínimo.

La Ley Antitabaco funciona: los españoles fuman mucho menos

Font: 20minutos.es
Accedeix a la notícia original clicant aquí.

  • La venta de cajetillas cae un 25% en los tres primeros meses del año.
  • Los bares y restaurantes registran pérdidas del 3,6%.
  • El Gobierno ha recaudado 150 millones menos en impuestos que en 2010.

La Ley Antitabaco, que desde el pasado 2 de enero prohíbe fumar en todos los espacios públicos cerrados sin excepción y en algunos al aire libre, parece haber cumplido con su principal objetivo: reducir el consumo de tabaco. Y es que, según los últimos datos de la Asociación Empresarial del Tabaco (AET), la venta de cajetillas en España ha experimentado un bajón de casi un 25% en solo tres meses.

Para hacernos una idea, los fumadores han dejado de comprar cinco cigarrillos por cada cajetilla. Se trata de una bajada muy superior a la experimentada en años anteriores, ya en 2010 el recorte fue del 9,2%. Supone una media de unos dos millones de cigarrillos menos al día, aunque todavía se venden más de siete millones diarios. Por contra, el tabaco de liar sube un 47%. Un dato que no es significativo para decir que crece el consumo, ya que este producto solo lo compra el 5% de los fumadores, frente al 94,5% que fuma cajetillas. La reducción también tendrá sus consecuencias en las arcas del Estado. En los primeros tres meses del año, el Gobierno ha recaudado 150 millones menos en impuestos que en 2010 (-8,63%).

Pierden, pero poco

El veto al tabaco cayó como un jarro de agua fría entre los fumadores y, especialmente, entre los hosteleros. Este gremio luchó hasta el último momento para que el Gobierno paralizara la prohibición o, por lo menos, la suavizara. Aseguraban que unos 70.000 locales se verían obligados a cerrar sus puertas y que se perderían 200.000 puestos de trabajo si prohibían fumar. Le supondrían al sector unas pérdidas del 30%.

Pero ¿qué ha pasado realmente en este sector? Con los datos oficiales en la mano, el vaticinio de los hosteleros parece no haberse cumplido o, por lo menos, no ha sido tan dramático. Según la cifras del INE –sobre el volumen de negocio registrado en bares, restaurantes y discotecas durante los tres primeros meses del año– las ventas cayeron un 3,6% respecto al mismo periodo del año anterior. En cuanto al personal, solo se redujo un 1,2%, según los datos de afiliación de la Seguridad Social.

Y ¿qué dicen los fumadores? El 50% reconoce que no sería bueno que se permitiera volver a fumar en los bares, según una encuesta de la Sociedad Española de Medicina de Familia. Además, el 36% asegura que ha intentado dejarlo con la nueva ley. Un porcentaje muy superior al de años anteriores.

El martes se celebra el Día Mundial sin Tabaco. Dos días más tarde, se cumplirán cinco meses desde la entrada en vigor de la Ley Antitabaco. La polémica continúa en la calle.

Adiós al tabaco sin fotos horribles

Este jueves concluyó el plazo que el Gobierno concedió a las tabacaleras para que acabaran con el stock de las antiguas cajetillas de tabaco. A partir de ahora, todas los paquetes que distribuyan tendrán que llevar alguna de las 14 imágenes horribles sobre los efectos nocivos del tabaco seleccionadas por Sanidad. Además, se mantendrán las viñetas con las frases de: ‘Fumar mata’, ‘Fumar perjudica gravemente la salud’… Eso sí, los antiguos paquetes sin foto aún se seguirán viendo. Los estancos y las máquinas de tabaco pueden continuar dispensando las antiguas cajetillas hasta que acaben sus existencias.

A FAVOR: Iván – Camarero, 33 años.
“El bajón solo se notó  el primer mes”
Explica que la terraza fue la salvación. Tiene 33 años y trabaja en el bar de su madre en la plaza 2 de Mayo de Madrid. Admite que la Ley Antitabaco creó incertidumbre en el sector, pero “gracias a Dios el bajón solo se notó el primer mes”, confiesa. Eso sí, es consciente de que otros bares los pasaron peor: “La terraza fue nuestra salvación”.

EN CONTRA: Tomás – Camarero.
“La gente llega, come y se va pitando a fumar” 
Después de más de 30 años en el gremio,  Tomás Hernández no entiende cómo el Gobierno ha podido aprobar una ley así en plena crisis. “Los clientes llegan, comen y se van pitando a fumar. Se ha perdido la copa del cigarrito. Además, han surgido otros problemas como el ruido en las puertas y la suciedad”, explica.

Tags de l'article:

Etiquetes: , ,
Utilitza l'enllaç curt per les xarxes socials:
blog comments powered by Disqus