10/5/11

Informe 2010 de la Junta de Fiscalización de Estupefacientes de la ONU

         Compartir: Compartir Compartir Compartir Compartir Compartir Compartir

Font: Drogomedia. Maig de 2011.
Descarrega’t l’informe sencer clicant aquí.

La Junta Internacional de Fiscalització d’Estupefaents presenta el seu informe de 2010, en el qual, tot i felicitar-se per la pràctica eliminació de la desviació de substàncies fiscalitzades en l’àmbit internacional, es lamenta dels obstacles que la corrupció posa a “els esforços internacionals per eliminar els problemes relacionats amb les drogues fiscalitzades”. La prioritat per a la Junta és garantir la disponibilitat de medicaments que contenen aquestes substàncies, de manera que s’ha decidit incloure en l’informe un suplement sobre el tema. Igualment, mostren preocupació per l’ús de determinades substàncies-o fins i tot de preparats farmacèutics-per facilitar la comissió de delictes, i per les anomenades ‘drogues de disseny’, que gràcies a la lleugera modificació de l’estructura molecular de les substàncies fiscalitzades, eludeixen les mesures a què estan subjectes aquestes últimes. L’informe dedica un últim apartat l’anàlisi de la situació mundial, i ofereix recomanacions per als governs, per l’ONU i per altres organitzacions internacionals competents.

Alguns fragments (pàgina 112; situació a Europa):

“Según el OEDT y la UNODC, el nivel de uso indebido de cannabis en Europa está entrando en un período de estabilización e incluso, en algunos casos, de declinación. Austria, Bosnia y Herzegovina, España, Finlandia, Francia, Italia, Rumania y Suecia han informado de una disminución en la prevalencia del abuso de cannabis; el Reino Unido también ha informado de una reducción significativa en los últimos años. Las encuestas de estudiantes realizadas
en 2008 en Bélgica, España, Italia, el Reino Unido y Suecia indican que la prevalencia durante toda la vida del abuso de cannabis era comparable o inferior a la notificada en 2007.

El tráfico de hierba de cannabis sigue siendo importante en Europa. La hierba de cannabis se produce en volúmenes considerables en los Países Bajos y en algunos de los demás países de Europa occidental. La mayor parte de la hierba de cannabis que se consume en Europa central y oriental se produce en Albania, Bulgaria, la ex República Yugoslava de Macedonia, Montenegro, la República de Moldova, Serbia y Ucrania. La resina de cannabis que se consume en Europa se origina, en gran parte, en Marruecos. La resina de cannabis producida en Marruecos se pasa de contrabando, principalmente por barco, a la Península Ibérica y desde allí se transporta en vehículos de carga o pasajeros a otros países de Europa occidental. Una novedad particularmente importante es la expansión del cultivo ilícito de plantas de cannabis en Europa, en particular en interiores y en gran escala.

La cocaína se pasa de contrabando hacia Europa por vía aérea y marítima. Las remesas, de varias toneladas, se transportan por vía marítima desde la Argentina, el Brasil, Chile, Colombia, el Ecuador, Suriname y Venezuela (República Bolivariana de) y se descargan principalmente cerca de las costas de España y Portugal, y otros puertos. Aunque muchas remesas de cocaína están destinadas a Europa occidental, en años recientes las autoridades han hecho incautaciones sustanciales de cocaína, habitualmente oculta en contenedores, en los principales puertos de mar de los Balcanes.

El abuso de cocaína se está propagando desde Europa occidental a otras partes del continente. En algunos países, el consumo de cocaína puede estar sustituyendo el de anfetaminas y MDMA (éxtasis); por ejemplo, en Dinamarca, España y el Reino Unido,
los aumentos del consumo de cocaína se simultanearon con disminuciones en el nivel de abuso de anfetaminas. Se estima que el número de consumidores de cocaína en Europa occidental y central se duplicó de 2 millones en 1998 a 4,1 millones en 2008, y el consumo combinado de cocaína de ambas subregiones representó una cuarta parte del consumo mundial de la sustancia.

El mercado ilícito de opiáceos en Europa es el más grande del mundo. Se ha informado de que el uso indebido de opiáceos viene aumentando en varios países de Europa oriental, particularmente en Albania, Belarús, Croacia, la República de Moldova y los países
situados en la ruta de los Balcanes. La Federación de Rusia sigue siendo el país europeo con un número más elevado de consumidores de opiáceos. Según la UNODC, en la Federación de Rusia hay entre 1,6 millones y 1,8 millones de consumidores de
opiáceos, lo que equivale al 1,6% de la población total de 15 a 64 años de edad. 

Casi toda la heroína disponible en los mercados de drogas ilícitas de Europa procede del Afganistán. La heroína procedente del Afganistán llega principalmente por la ruta de los Balcanes, que va desde Turquía a Bulgaria o Grecia y desde allí pasa a Albania o Serbia. Además, continúa el tráfico de heroína en la llamada “ruta de la seda”, que pasa por el Asia central a la Federación de Rusia, a fin de vender la droga en el mercado ilícito en ese país o, en menor medida, pasarla de contrabando hacia países de Europa occidental.

En Europa se ha observado un aumento en la variedad de drogas objeto de uso indebido, que incluye una gama cada vez mayor de sustancias que no están sometidas a fiscalización internacional. El empleo de la Internet para la comercialización de drogas y la capacidad del mercado de drogas ilícitas para adaptarse rápidamente a los cambios en el estatuto jurídico de las sustancias psicoactivas han desempeñado un papel importante en la región. También reviste importancia el aumento del uso de Internet para vender semillas que producen plantas de cannabis con una alta concentración de THC, sobre todo en cultivos bajo techo.”

Utilitza l'enllaç curt per les xarxes socials:
blog comments powered by Disqus