3/11/08

Las amas de casa toman el doble de psicofármacos que la media

         Compartir: Compartir Compartir Compartir Compartir Compartir Compartir
  • La salud de las mujeres sufre por las desigualdades laborales 

 

Font: La Vanguardia. 1 de novembre de 2008.
Descarrega’t la notícia original clicant aquí.

Las amas de casa consumen más del doble de psicofármacos que las mujeres que tienen un trabajo remunerado. Un 26,2% de las primeras afirma tomar ansiolíticos, antidepresivos o pastillas para dormir de forma frecuente. Las mujeres activas lo hacen en un 12,2% de los casos. No tener un empleo remunerado y la falta de expectativas laborales explican, en parte, el alto porcentaje de amas de casa con mala salud mental, afirma Imma Cortès, coautora del informe Trabajo y Salud, de la Agència de Salut Pública de Barcelona.

El estudio refleja las diferencias entre la salud física y mental de mujeres y hombres en función del tipo de empleo y señala las desigualdades de género y clase social existentes. En general, el estado de salud de las mujeres es peor que el de los hombres. Ellas sufren más dolor de espalda crónico y tienen migraña o dolores de cabeza frecuentes en un 21,65% de los casos frente al 9,7% de los varones.

El motivo está, según Cortès, en las pobres condiciones laborales de las mujeres en comparación con el otro género. “Además tienen mayor carga doméstica, así que las horas de trabajo se multiplican, con la consecuente repercusión en la salud”, dice. Las mujeres dedican 23,6 horas a la semana a la casa y la familia mientras que los hombres emplean 12,2 horas.

Estas diferencias se concentran sobre todo en los empleos poco cualificados, aunque a nivel global también hay desigualdades. De media, el 15,9% de ellas
considera que su estado de salud es malo, cuando los hombres tienen esta impresión en el 11,7% de los casos. Un 7,5% de los varones tiene mala salud mental; en las mujeres, la cifra sube al 15,9%. Y en cuanto al consumo de psicofármacos, el 5,2% de los hombres los toman, bastante por debajo de ellas. Para cambiar la situación se debería acabar con la “segregación de género” laboral, indica el informe. “Las ocupaciones de los hombres y las mujeres son diferentes y el abanico de trabajos de las mujeres es inferior”, concluyen en el estudio. Además “las mujeres continúan expuestas al techo de
vidrio que se traduce en condiciones laborales diferentes y desiguales”, añaden.

Como ya han constatado otros informes, las mujeres predominan en el sector servicios y en el caso de las empleadas del hogar, los problemas
de salud derivados del trabajo son mayores que en otras ocupaciones que también requieren trabajo manual.

Tags de l'article:

Etiquetes: ,
Utilitza l'enllaç curt per les xarxes socials: